diciembre 18, 2013

Dar y recibir, diezmo…Su rol en la vida


   Personalmente tengo una inmejorable relación con mi padre, a pesar que él tiene un carácter difícil y que el mío no se queda atrás, hemos sabido mantener una exitosa relación que ha soportado la siempre complicada adolescencia, de la cual recién estoy saliendo. Creo que el éxito de todo eso se debe a que siempre me dejó claro que más que mi padre es mi amigo.
Padre es todo hombre que logra tener descendencia pero padre y amigo al mismo tiempo, muy pocos.

   Gracias a esa relación hablamos casi todos los días, no solo para hablar de cosas de la rutina, hablamos de cosas tan místicas y de difícil discusión como la suerte, de la cual estuvimos hablando a propósito que en estos tiempos mi padre ha visto como sus proyectos no salen bien, tiene las oportunidades pero es como si no las tuviera porque algo sale mal y simplemente las cosas no funcionan.

   Yo en un trayecto de una cuadra le desarrollé la siguiente teoría:


   Te has enfocado toda la vida en batallar contra la vida misma, no en cooperar con ella para que coopere contigo y así no solo ser feliz, también ayudar a otros y lograr una mayor felicidad. Porque la felicidad nunca es completa si no sirve para ayudar a otros.
    Y le continúe diciendo que solo se ha dedicado a tratar de lograr mayor progreso para él y las veces que lo ha conseguido nunca ha visto a otros para ayudarlos y practicar ese dar y recibir, nunca se ha dedicado a darle a la vida al menos un poco de lo que ha recibido de ella. Le pregunté: ¿Has ido a un hospital a ofrecer ayuda así sea monetaria  a otros? ¿Has ayudado a alguien en situación de calle? ¿Has sido voluntario de cualquier actividad de apoyo a otros en alguna ocasión? A todas respondió que NO.

   El dar y recibir, es el DIEZMO  para los no tan religiosos. El diezmo es una palabra  que significa que el 10% de nuestros ingresos deben ir destinados a una contribución que en sus inicios era política (ampliamente usada en el imperio Romano), pero también es un mecanismo de recaudo monetario en las organizaciones religiosas.




   Este diezmo para algunos sugiere que gracias a ese 10% muchos “desfavorecidos” en las calles son ayudados. Cosa que de verdad me parece irónica, porque los presuntos desfavorecidos que son beneficiados con ese diezmo son los pastores o sacerdotes y sus ayudantes, ese recaudo también sirve para pagar la luz, el agua y otros servicios del local “donde usted recibe sanación”. “Esos desfavorecidos” que son beneficiados con el popular diezmo muchas veces viven mejor que algunos de los que se congregan en el “templo”.

   Personalmente no estoy de acuerdo con el diezmo que normalmente realizan las iglesias. Porque además de que probablemente ese diezmo no llega al destinatario final, que son las personas necesitadas, casi siempre queda en los intermediarios encargados de hacer el recaudo, tampoco estoy de acuerdo con el porcentaje de la contribución por el hecho que la gente necesitada no espera recibir el 10% de sus ingresos, la gente necesitada necesita, valga la redundancia, el dinero justo al momento justo.

   El dar y recibir o diezmo como lo prefiera llamar, es algo que nos ayuda a mantener el equilibrio en nuestras vidas, porque ponga atención a la siguiente analogía: Si usted saca y saca dinero de su bolsillo y nunca se preocupa por meter dinero de vuelta, llegará el momento en que meterá la mano y naturalmente no habrá nada. Así sucede en la vida, si cuando sacamos o recogemos los frutos que nos da la vida y nos olvidamos de meter o sembrar (valores, ayudas, hábitos…) no podemos esperar que la vida y Dios sigan dándonos todo lo que pedimos.

   Ese dar y recibir no es una obligación es una necesidad de tu vida. Simplemente si no das de acuerdo a lo que ganas, nunca serás completamente feliz y tus proyectos nunca florecerán como lo deberían de hacer; serán como flores de plástico delante de una hermosa rosa cuidada por manos sobreprotectoras.



De la iglesia

   Los religiosos además de no cumplir con su rol en esta sociedad de manera correcta piensan que la gente necesita iglesias y demás estructuras para el culto religioso cerca de sus hogares, no, la gente quiere acciones de los grupos religiosos que demuestren que la caridad de Dios existe y esta en todas partes, esta en todas las personas que sin saberlo Dios hizo un milagro en sus corazones para que puedan ayudar a otros sin esperar nada a cambio.

By Daniel Alejandro Urquia Franco with 1 comment

1 comentarios :

Desde el punto de vista practico comparto tu opinion pero, sabemos que la gente comun lo que busca son soluciones magicas y no esa constancia que le tiene que poner a los proyectos no la tien todas las personas. Eso de dar y recibir es liberador e importante porque uno siembra y la gente deberia de practicar eso. Espero que tu padre comience ahora.

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar tus comentarios en nuestro blog. Cada recomendación o critica sera tomado muy en cuenta con el fin de mejorar cada día más. Que tenga buen dia.

  • Populares
  • Archivo