agosto 25, 2012

El valor moral del caso Assange


El caso assange supone un total atropello contra la incipiente unión Sudamericana, que se alza como una fortaleza en construcción, para todas las almas que poblamos este hermoso y glorioso continente. Como acertadamente el maestro Eduardo Galeano escribió en “Las Venas Abiertas De América Latina”, históricamente hemos servido para el engorde de los imperios coloniales, y solo con la unión de nuestros pueblos podremos revertir ese escenario.

Nosotros hemos contribuido al estrangulamiento de los pueblos de la joven América y vergonzosamente le hemos puesto la soga en el cuello a nuestros ilustres próceres. Ni siquiera el derramamiento de sangre en las trincheras de la Caracas colonial y de la gloriosa Valencia ha sido suficiente para mellar la conciencia humana de los imperios que aún sobreviven como dinosaurios de museo en la actualidad. Eso supone que ya no debemos seguir suplicando piedad frente a los despiadados. Levantémonos de una vez y usemos toda la unión Americana que hemos creado para romper todas las ataduras que aún nos desangran en la actualidad.
A través de los organismos de la unión Americana que están en pro de nuestro desarrollo, debemos solventar los problemas que atentan contra nuestra independencia y soberanía como es el caso del fundador de Wikileaks Julian Assange. Esta arremetida de la Gran Bretaña, está sujeta a las viejas prácticas coloniales de las que era víctima no solo Ecuador, sino toda la América del sur. No es solo una agresión contra el vecino país, sino es un nuevo arrebato moral contra nuestros pueblos, que exige de los miembros del nuevo eje Suramericano, pasar de las acciones plasmadas en kilómetros y kilómetros de folios, a acciones contundentes que dignifiquen todo el gentilicio Sudamericano que como un niño pide a gritos el tetero de la independencia definitiva.

Atendamos ese grito de la América golpeada, sigamos nuestro corazón y definitivamente dejemos atrás la autocensura que muchos traidores nos heredaron por décadas. No en vano miles de hombres de la Venezuela Heroica de Eduardo Blanco se bañaron en sangre y pólvora por nuestra amada América. Seamos dignos de tal sacrificio y enérgicamente marchemos por el camino del progreso y la dignificación de nuestras raíces, porque solo así nos aseguraremos un mejor mundo y un mejor futuro, donde los ancianos, niños y niñas y hasta los indigentes de patria puedan recibir las bondades de la independencia que Bolívar y de todos los hermanos patriotas que lucharon y murieron por regalarnos.

By Daniel Alejandro Urquia Franco with No comments

0 comentarios :

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar tus comentarios en nuestro blog. Cada recomendación o critica sera tomado muy en cuenta con el fin de mejorar cada día más. Que tenga buen dia.

  • Populares
  • Archivo