septiembre 15, 2012

Caras alegres


A 22 días para los próximos comicios, el panorama político venezolano es aparentemente toda una novela romántica, con final feliz incluido para los dos candidatos. Caras felices por aquí y risas por allá. Tanto los oficialistas como los oposicionistas están protagonizando semejantes personajes y cada uno lleva su procesión por dentro.

Uno ataca con casi la totalidad de las encuestas a favor y otro hace lo suyo atacando los puntos débiles de la revolución. Ninguno descansa en sus ataques, cada una de las piezas del tablero hacen lo posible por cumplir a cabalidad su función, pero inevitablemente algunos se salen del guion estratégico y cometen torpezas que le restan puntos en esa población electoral volátil, que aún estando decantada por un polo u otro, de aquí al siete de octubre pueden cambiar de parecer. Pero eso es algo que con el paso del tiempo queda más en la teoría que en la practica, influenciado principalmente por la enorme diferencia ideológica que son totalmente paralelas y que no se ponen de acuerdo ni para definir el color del cielo.

Unos lo ven de color azul rojizo, simbolizando la revolución y el sentimiento socialista y otros lo aprecian azul marino, representando el cambio y el futuro progreso en un eventual gobierno de Capriles Radonski.

Mientras nos acercamos al día decisivo hay más tensión, con el transcurso de la carrera por la silla de Miraflores los dos comandos han cambiado varias veces de estrategia. Uno muto de ser el confrontador a uno más calculador y estratégico, el otro mientras lucha por defenderse de los ataque de par de sus antiguos compañeros de lucha, ha mutado de ser muy impreciso a más contundente y comunicador. Estrategias que les han permitido a los dos candidatos bajar y subir en las encuestas que religiosamente se difunden mensualmente.

Como las encuestas no son votos, Capriles no duda en sentenciarlas como viciosas y parcializadas por el gobierno de Chávez, debido a que le dan amplio margen positivo a este ultimo candidato a la reelección. Esta guerra de encuestas tienen a los dos candidatos con unas sonrisas muy pronunciadas, se notan muy convencidos y seguros. Mientras Capriles desacredita las encuestas y comunica a sus seguidores que la única encuesta valedera son los resultados del 7-O, el Presidente Chávez no se queda atrás y entre risas y bailes alienta a sus militantes a ejecutar la campaña perfecta, la estrategia perfecta y obtener la victoria perfecta con diez millones de votos.

Resulten ser diez millones de votos azules o rojos, lo cierto es que cada candidato esta en la procesión de este tortuoso camino que falta hasta las elecciones y los venezolanos decidiremos a quien crucificar o no. Así que elijamos bien.

By Daniel Alejandro Urquia Franco with No comments

0 comentarios :

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar tus comentarios en nuestro blog. Cada recomendación o critica sera tomado muy en cuenta con el fin de mejorar cada día más. Que tenga buen dia.

  • Populares
  • Archivo