diciembre 20, 2012

La utópica enfermedad de Chávez



Puede que para ti, una utopía sería ver esto.
Puede que para ti, una utopía sería leer esto.
Puede que para ti, una utopía sería escuchar esto.
Puede que para ti, una utopía sería mover el mouse.
E incluso puede que para ti, una utopía sería entender esto.

Pero no es cuestión de entender o no, lo importante es sentir con el corazón, sentir la fuerza de esta palabra, UTOPÍA. El mundo está lleno de ella. Y por doquier hay cientos y cientos de semejantes demostrándonos que la utopía es la palabra perfecta para solaparnos bajo la incompetencia e impotencia para hacer las cosas.

Hay quienes no pueden ver esto, pero pueden escucharlo y entender de lo que hablo.

Hay quienes no pueden leer esto, pero al menos lo pueden ver y pedirle a alguien que les traduzca.    

Hay quienes no pueden escuchar este artículo pero seguramente lo ven y aprecian estas palabras de aliento.

Hay  quienes no pueden mover el mouse, pero quizá tengan al lado alguien que lo haga y cariñosamente lo mire con una cara que refleje inmenso amor y le diga: Eres una utopía andante.

Y si amigos, todos somos unas utopías andantes. Por ejemplo alrededor de un año para mí amar con todo mi corazón a mi pareja, era toda una utopía. Pero ahora me atraparon y diariamente ando lidiando con la ceguera del amor. Seguramente para la gran mayoría de ustedes eso sería como su pan de cada día, pero ya ven que lo que puede ser muy natural para usted, para otros no lo es.

Por muy raro que parezca, otra manera de llamar a nuestros sueños es “utopías”, las utopías al igual que los sueños son de la familia de las adversidades. Y por esa estrecha relación, al principio, cuando empezamos a caminar por el difícil sendero para revertir una utopía y convertirla en sueño realizable, abundarán muchos que dirán: no puedes lograrlo, no lo conseguirás o como en mi caso, te perdimos. Cuando comencé mi camino, me dijeron que me perdieron, que la soltería es el mejor estado porque “haces lo que quieres y nadie te reclama”, pero bueno supongo que son pruebas como cualquier otra que abundan en el camino para conseguir los sueños o revertir utopías. Unas pruebas son más difíciles que otras, unas que hasta incluyen ir a la cárcel o estar al borde de la muerte, sino pregúntenle al que inspiro el vídeo de arriba, Hugo Rafael Chávez Frías, un hombre que hizo su utópico sueño realidad. Sueño que se expande rápidamente por todo el mundo y dentro de nuestro país que cada día lo ama más y más.

Utópico para muchos doctores sería que Chávez se salvará del cáncer, hay unos que lo andan matando desde hace un año, pero el cuenta con un país que llora y reza todos los días por él, por su pronta recuperación. A todos esos médicos y políticos que piensan eso, hay que decirles que Chávez es un utópico, un hombre que a pesar de toda la pobreza y rudeza de su vida, ha salido adelante y ha conseguido ser el primer presidente en ganar tres elecciones consecutivas  por vía electoral, ha conseguido traspasarle el poder a todos, ha conseguido revalidar nuestra independencia, ha conseguido que Venezuela sea referencia mundial, ha conseguido cimentar un proyecto sociopolítico inclusivo, que garantiza la independencia del pueblo venezolano, pero aún más importante que todo eso, ha conseguido que millones lo amemos y nos identifiquemos con él. Ya es inmortal y es inolvidable para nosotros. Eso si es una utopía, avanzamos gracias a él, y seguiremos avanzando…           

By Daniel Alejandro Urquia Franco with No comments

0 comentarios :

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar tus comentarios en nuestro blog. Cada recomendación o critica sera tomado muy en cuenta con el fin de mejorar cada día más. Que tenga buen dia.

  • Populares
  • Archivo